6 consejos para ahorrar dinero en las reformas

Cualquiera que se dedique a las reformas inmobiliarias sabe que el coste es elevado y que, incluso después de la planificación, algunos gastos pueden salirse de control. Siempre nos encontramos con imprevistos y saber sortearlos es fundamental para ahorrar dinero a la hora de reformar.

Hay que tener el pie en la tierra para elegir los materiales, los acabados y, sobre todo, la mano de obra especializada. Si tu inversión no es demasiado elevada y tu dijiste que «necesito reformar en Madrid«, aquí tienes algunos consejos de  para gastar menos en una reforma de ensueño sin renunciar a la calidad:

1. ACTUALIZAR LOS MATERIALES EN LUGAR DE SUSTITUIRLOS

Ese suelo que ya no nos gusta o un armario viejo pueden ganar un nuevo aire si los renovamos, en lugar de cambiarlos. El mercado está caldeado y hay muchas opciones de revitalización de materiales comunes en toda la casa, como la madera, los metales y las telas. En muchos casos, basta con una buena limpieza, un lijado y una nueva capa de pintura.

2. HAZLO TÚ MISMO

La cultura del bricolaje está cada vez más presente en las reformas. Si tienes tiempo y dinero suficiente, una buena idea es hacer reformas sencillas que no requieran mucha especialización, como pinturas e instalaciones simples, como la grifería del baño.

3. HAZ CRECER TU DINERO

En muchos casos, puedes gastar más en acabados duraderos y utilizar materiales más sencillos, como maderas y cemento quemado. Los acabados rústicos pueden aportar un encanto al ambiente sin desvalorizarlo, dejando espacio para los acabados más esenciales, como una vajilla nueva para el baño, en caso de que no puedas reutilizarla como se sugiere en el punto 1.

4. COMPRAR OBRAS USADAS

No todo en una reforma tiene que ser nuevo. Puede comprar a través de subastas en Internet artículos antiguos como bañeras, maderas reutilizables para el suelo y armarios ya usados para asegurarse de que el dinero se gasta de forma inteligente. En muchos casos puedes echar mano de la pasta y renovar ese viejo armario familiar, convirtiéndolo en una pieza nueva y destacada de la casa. Esta regla se aplica también a los electrodomésticos, que duran años y la gente acaba desechándolos antes de tiempo.

5. LA PINTURA ES TU MEJOR AMIGA

Pintar objetos y superficies viejas es la forma más barata y fácil de ahorrar dinero. Una buena capa de pintura renueva cualquier objeto viejo. Hoy en día tenemos pinturas para maderas, azulejos, superficies de cemento… ¡el cielo es el límite! Planifica y comprueba lo que puedes hacer para renovar tu casa sólo con una nueva capa de pintura. El resultado te sorprenderá.

6. LOS MATERIALES DE CALIDAD DURAN MÁS

La máxima es conocida: si el material es más caro y tiene mejor calidad, es probable que dure años en tu casa. En este caso, se trata de ahorrar dinero de forma inteligente. Puedes gastar más en un fregadero o en una encimera de cocina, si entiendes que la pieza durará muchos años y podrá ser renovada más adelante cuando la necesites.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*