Cómo desechar correctamente las mascarillas y guantes

La pandemia tomó por sorpresa al mundo entero y muchos procesos aún no se han depurado, por ejemplo, la recolección y el reciclaje organizados de equipos de protección personal. Por ello, las mascarillas y guantes desechables se han convertido en otro tipo de residuo dañino para el medio ambiente. Aquí le diremos cómo deshacerse correctamente de la máscara:

Eliminando las mascarillas

Una mascarillas de tela médica desechable debe retirarse con cuidado, sujetándola por los vendajes y sin tocar la mascarilla en sí. Colóquelo en una bolsa de plástico con guantes y tírelo a su bote de basura habitual. Qué máscaras se convertirán en una barrera confiable contra los virus y qué medios de protección no son adecuados para este propósito.

Desde entonces, no ha habido cambios significativos en las recomendaciones, excepto en una serie de prescripciones: por ejemplo, para la eliminación de EPP en empresas o en cualquier otra organización, ahora se recomienda empacar una máscara usada en dos bolsas de plástico.

Desafortunadamente, la colección específica de máscaras y guantes médicos aún no está organizada, y esto conlleva consecuencias indeseables tanto para el medio ambiente como para los seres humanos.

Mascarillas médicas a los mares

Así, los EPI usados ​​se han convertido en otro tipo de residuo que contamina el océano. El caso es que una mascarilla médica, por su peso insignificante, es bastante volátil: nada impide que vaya a favor del viento y acabe finalmente. En última instancia, las máscaras y los guantes flotan hacia los mares y luego hacia los océanos.

Las máscaras médicas suelen estar hechas de hilado, esto es plástico. Una vez en el medio ambiente, con el tiempo, bajo la influencia del viento, el sol y la corriente, las máscaras se desintegran en pequeñas partículas. Como resultado, contaminamos el depósito con microplásticos, que es casi imposible de eliminar del agua.

Como resultado, este plástico termina en los habitantes de los mares y océanos, por ejemplo, en los crustáceos, que luego terminan en la mesa de los humanos.

Las máscaras médicas deben eliminarse junto con los desechos municipales, aunque las máscaras también pueden estar potencialmente contaminadas , por lo que pertenecen a los desechos médicos de clase B.

Algunas ciudades están comenzando a instalar contenedores para recolectar EPI usados, pero ahora son decisiones puntuales dictadas por una iniciativa a nivel de gobierno regional. Por ejemplo, en enero entrará en vigor un proyecto de ley sobre un experimento sobre el tratamiento de residuos médicos, pero esto solo sucederá en 2021 y afectará primero a las instituciones médicas, y solo entonces el turno de las personas jurídicas y vienen los individuos. Una empresa privada se encargó de la recogida de máscaras médicas para su eliminación (aunque de forma pagada), pero debido a la abrumadora afluencia de solicitudes, dejó de llevar EPP.

La falta de estándares es un obstáculo para el reciclaje de mascarillas

Pero ahora esto se ve obstaculizado no solo por la falta de recolección organizada de desechos médicos y paramédicos, sino también por la falta de estándares en la producción de EPP. Pueden estar hechos de diferentes materiales que requieren diferentes métodos de procesamiento y, por lo tanto, clasificación.

Si con las máscaras todo está más o menos estandarizado, entonces con los guantes todo es mucho más confuso. Hay cuatro tipos de materiales con los que se fabrican los guantes con mayor frecuencia. Estos son látex, polietileno, PVC y nitrilo (látex sintético). No existe un sistema de marcado, los guantes se tiñen al azar de diferentes colores y no es realista clasificarlos correctamente para que puedan ser reciclados más tarde.

¿Cómo desechar correctamente las mascarillas?

La mejor manera de no contaminar la naturaleza con una mascarilla médica es reemplazarla por una mascarilla de tela reutilizable. Después de su uso, se desinfectan hirviéndolas, lavándolas intensamente y planchándolas con una plancha caliente; los virólogos dicen que esto es tan efectivo como usar una mascarilla médica.

Si usa una mascarilla desechable, quítela por los lazos, colóquela en dos bolsas de plástico, pero no se apresure a tirarla. Para no correr el peligro potencial de la propagación del virus (de una máscara infectada, por ejemplo, los limpiadores que recogen las máscaras dispersas pueden enfermarse), mantenga la máscara en cuarentena domiciliaria durante al menos tres días.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*